Friends

F.R.I.E.N.D.S (1994-2004) se nos fue presentado como un sitcom localizado en la ciudad de Manhattan, en donde un grupo de 6 amigos estadounidenses exponen sus historias de amistad, amor, trabajo y un sin serie de pormenores, cada uno con su singular estilo de personalidad y su forma de ver las cosas. La premisa así es bastante básica, ¿quién diría que sería la razón perfecta para hacer de Friends una de las series más famosas de todos los tiempos? ¿Y cuál es la clave de su tremendo éxito hasta el día de hoy?

Si analizamos el argumento, no hay suficiente espacios entre líneas para sospechar de algo diferente. Con un estilo espontáneo y poco mecanizado, la serie nos sumerge en las aventuras y desventuras de 6 sujetos que, por una u otra razón en la vida, tienen que afrontar distintas dificultades pero que, gracias a su poderosa amistad, ejercen virtudes suficientes para sobreponerse a la adversidad. En el 2019 una serie con esa temática estaría orientada a un público más infantil, sin embargo, las edades de los protagonistas (26 o 27 años en adelante) durante los 90’s fueron un storyline más que digno para dar luz verde con su realización. Eso sí, durante la década de los 90’s el humor no era percibido como ahora y la gente agradecía una comedia simplona que tuviera risas fáciles y Friends cumplía con ello pero… ¿por qué sigue siendo igual de efectiva 25 años después? Es aquí en donde el secreto de Friends está albergado y que, muy a pesar de sus detractores, seguirá repitiendo su fórmula de éxito por otros 25 años más.

Para no idealizar de forma poco objetiva el contenido, Friends fue también acusado de ser una serie abiertamente sexista, machista y heteronormativa, pues las figuras homosexuales son sometidas a juicio constante por parte de los personajes además de estereotipar bastante las acciones según hombres y mujeres como el trabajar, cocinar o la forma de comportarse en una cita.

LOS PERSONAJES, ¿EL SECRETO DEL ÉXITO EN LA SERIE?

Cuando nos enfrentamos a un argumento simple, básico y no tan llamativo como el que tiene la serie, nos queda preguntarnos cuál es el motivo del por qué tanta gente alaba la serie en su totalidad. No es la fotografía tampoco en un ámbito donde la continuidad en ciertos aspectos y las tomas técnicas tienen fallos considerables, entonces, ¿cuál es el mínimo común denominador que impulsa esta serie a haber alcanzado las 10 temporadas con un éxito absoluto? Pues sí, son los personajes.

Rachel, Mónica, Phoebe, Joey, Chandler y Ross son la ecuación del éxito para la comedia perfecta. Los personajes están tan bien representados por sus actores que, de hecho, a muchos les costó salir del rótulo en donde los había encerrado Hollywood una vez que Friends terminó. Las escenas, las personalidades y el cómo cada personaje hace gala de su particular estilo catapultó a la serie a otra dimensión en donde la gente, más allá de la aventura de cada capítulo, se dejaba llevar por las personalidades que exaltaban los hechos. Ya no era importante el qué pasaba, sino cómo y gracias a quién, y en ese sentido, la serie tuvo un espiral de encantos que no acabaron nunca.

¿Pudieron alguna vez imaginar a Jennifer Aniston en el papel de Mónica como estaba originalmente pactado? ¿O a David Schwimmer en otro papel que no sea en el de Ross? Imposible, la química de los personajes y su forma de actuar hicieron de este sitcom una joya y no por nada los Emmy’s empezaron a bajar como aves en el cielo. La gente lo sabía, y lo reconocía.

En cuanto al sonido, Friends no logró tan diferenciación en cuanto a otros sitcom gracias a la música que preponderaba en sus escenas pero si gracias a su tema principal I’ll Be There for You de The Rembrandts, probablemente el único tema famoso del grupo y al que le deben todos sus ingresos. A pesar de que hay guiños a intérpretes famosos (como KC & The Sunshine Band) la serie nunca se dió a conocer por su extenso y virtuoso soundtrack, más no hubo quejas sobre el.

Es necesario destacar, una vez más, lo asombroso y digno de aplaudir que significa el hecho de que a más de 20 años de su estreno esta serie siga cautivando a montones de personas hoy en día, quienes no son únicamente los más antiguos, sino que también jóvenes que le han dado una oportunidad y se han dejado llevar por las cómicas y originales aventuras de sus protagonistas haciendo famosas las frases de ‘How you doin’? de Joey o el famoso café en donde el grupo se encontraba, el Central Perk, el cual al día de hoy sirve como una especie de ‘museo’ en Manhattan para quienes rememorar las escenografía que presentó Friends a la televisión internacional.

Argumento8.5
Arte & Fotografía7.5
Soundtrack & Sonido8
Desarrollo de Personajes10
LO MEJOR
Desarrollo de los personajes a través de la serie.
El uso de la comedia.
Gran abánico de personajes, historias y eventos interesantes.
LO PEOR
Escenarios poco prolijos y rústicos.
Errores técnicos y de continuidad.
Soundtrack muy poco variado.
8.5